TURBO ROCK

Autoramas se destapan

Tras el buen sabor de boca que nos dejo la primera jornada del TURBO ROCK, era la hora del dia, para muchos, mas esperado. Y es que el menu era de lo mas interesante. Con los brasilenos AUTORAMAS abriendo la noche, seguidos de los siempre cumplidores HOODOO GURUS y de uno de los grupos de cabecera para muchos de los que alli estabamos, REDD KROSS. AUTORAMAS fue sin duda la sorpresa de la noche, grupo totalmente desconocido para la mayoria de los asistentes, aunque ya nos visito hace poquito en el Gruta, y que hizo las delicias de los que nos congregamos en esta jornada del TURBO ROCK. Bajo, guitarra y bateria, para que queremos mas, si son capaces de exprimirlas a tope y hacer unas canciones garajeras que nos dejaron boquiabiertos. El publico se dio cuenta de su fuerza y desde el primer momento estuvo con ellos, haciendo del concierto de AUTORAMAS una verdadera fiesta, y uno de los conciertos mas bailados. Su cantante y guitarrista G.Thomas era un autentico torrente de voz y un torbellino sobre las tablas, pura fuerza y garra. Su bajista F.Couri aparte de dar el toque sexy a la banda, era el complemento perfecto a la garra de Gabriel, con su bajo distorsionado y sus bailes meneando las caderas. No olvidarnos del espasmodico bateria, impresionante. Era la hora de HOODOO GURUS, grupo con el que el personal no dejo de cantar ni un momento, se notaba que la gente conocia sus temas. Da gusto ver a un grupo que lleva junto desde 1988, y que siguen manteniendo su espiritu original. Sonido enrabietado, frases pegadizas y buena puesta en escena. No pasaron desapercibidos a los ojos de nadie, algunos decian que repetitivos, yo los encontre demoledores. Destacar temas como on my street, leilani, bittersweet y the right time. Era el turno de REDD KROSS, y eso se notaba en la madrilena Rock Kitchen, con el publico practicamente llenando la sala. De todos es sabido el embrujo que existe entre REDD KROSS y Madrid, y esta vez no fallo, o por lo menos el publico si que respondio. Y es que REDD KROSS dieron un concierto lleno de luces y sombras, con alguna que otra caida sobre el escenario, y con un final de concierto mas que descafeinado. Y la verdad que la cosa pintaba mas que bien, lady, stoned y blow se sucedieron sin dar tregua alguna, fue como cuando subes en la montana rusa, adrenalina, nervios, pero de repente llega la cuesta abajo, y el concierto empieza a zozobrar, recobrando vida en algunos momentos, pero zozobrando en definitiva. Momentos de subidon con pretty please me, pero poco mas se puede destacar del concierto de REDD KROSS, quizas los guinos a MUDHONEY en los bises, y su actitud punk sobre el escenario, que sinceramente no era lo que esperabamos de la banda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.