MOLLY HATCHET

Molly Hatchet no defraudaron ante un publico anhelante de himnos y buen Rock and Roll

Molly Hatchet son de esos grupos que tienen la escasa virtud de gustar a generaciones y a personas muy variadas. Practicantes de un Rock and Roll sencillo, sobre el que no parecen pasar los anos, son la muestra viviente de que la musica, cuando es buena, envejece muy bien. Lo de menos es que su ideologia pueda resultar algo mucho trasnochada a este lado del oceano. La realidad es que la banda que conforma junto con Lynyrd Skynyrd, Blackfoot y 38 Special los pilares del rock sureno, no defraudaron en absoluta a su visita a la capital de Espana. Hicieron esperar bastante al publico en un concierto inicialmente programado a las 21.30 y que no comenzaria hasta mas de una hora despues. Pero dio igual. La Sala abarrotada ofrecia un marco excelente para que un grupo que en su pais llena estadios se sintiera acompanado. Y asi su inmenso cantante, Phil McCormack demostro en todo momento tener energia para derrochar. Manteniendo su voz, cascada justo lo necesario, en perfecto estado durante todo el show. Bien es cierto que cuando presentaba los temas era dificil entender su fiero acento sureno, pero si fue capaz de poner los pelos de punta a toda la sala cuando dedico y recordo una cancion al malogrado Ronnie James Dio. Tanto como el impresionante Bobby Ingram, un fenomeno de las seis cuerdas que bordo su actuacion. Llevando adelante momentos memorables, aunque tal vez el que no se olvidara jamas por los asistentes al concierto sea el del impresionante solo de Fee bird, version que sonara de sus amigos Lynyrd Skynyrd. Absolutamente apoteosico final de mas de nueve minutos que llevo el extasis de la primera a la ultima fila. Y de fondo el buen hacer de un oculto pero efectivo Dave Hlubek, unico miembro original de la banda. que muestra todas las caracteristicas que se le supone a un musico sureno. serio y rotundo. Impresionantes desde el primer momento sonando Whiskey Man, Devils Canyon, Beatin The Odds o la esperadisima Flirtin With Disaster, tambien hubo tiempo para que Shawn Beamer realizara un solo de bateria tan efectivo musical como visualmente. Y es que el bateria ademas de funcionar como un autentico metronomo ofrece una imagen impactante con su larguisima melena permanentemente movida por el aire de un gran ventilador mientras juega sin parar haciendo malabarismos con las baquetas. El publico canto, bailo y sobre todo sudo. Disfrutando de clasicos y de temas que, incluidos en su ultimo disco, Justice, lo acabaran por ser. Sintiendose participe de una fiesta que se alargo hasta poco mas de las 12 de la noche en un concierto que volvio a mostrar, una vez mas, que los viejos rockeros jamas mueren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.