BURNING CONDORS – ROUND OUR WAY

Llega el physcobillypunkblues

Demoledores, contundentes, histriónicos, histéricos, distorsionantes. Burning Condors se presta a todo tipo de calificativos y etiquetas. Ha nacido quizás un nuevo estilo physcobillypunkblues ya que a pesar de ser británicos tienen muchas influencias del otro lado del océano.

Con un sonido muy distorsionado, donde la armónica, la guitarra, la batería y la voz resultan chirriantes, han fundido una gran lista de estilos para dar como resultado uno propio. La aguda voz de Marcus ‘Tommy’ Thompson, a veces se puede confundir con la de alguna mujer que la tenga algo grave, combina perfectamente con unos desenfrenados solos de guitarra de slides muy marcados y otros de armónica que provocan un estado de alteración importante. El cuarteto lo completan Matthew Edun a la guitarra, Chris Church al bajo y James Bourne a la batería.

El disco combina temas de ritmos rockabillys con otros bluseros pero con el inconfundible estilo que le imprime este original grupo.

Dirty Girl Blues, Killing Time o Polka Dot Girl frenéticas o Honey Trap o Knockout, un ejemplo de por dónde puede seguir el blues en el siglo XXI, son los temas más representativos de este disco.

Como he comentado, la voz de Marcus a la vez de peculiar, ha mezclado el histerismo de Jerry Lee Lewis, con la mala leche de Johnny Rotten y el carisma de Lux Interior. Cuando el resto de la banda hace coros parece que alguien se está desgarrando desde su interior. El resultado cuando menos enerva y altera el estado. Imprescindible disco para comenzar el día al máximo sin necesidad de tomar ningún tipo de sustancia legal o ilegal.

Su música cuadraría perfectamente en las películas de Sam Peckinpah. Lástima que no les pueda conocer. Quizás algún avispado director que piense en hacer algún “remake” suyo tenga la misma ocurrencia.

Geniales. Esperando expectante el directo en 2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.