ROBBEN FORD – A day in Nashville

¿Para qué más de un día?

De vuelta al estudio de grabación, tras “Bringing it back home” continúa dándonos un poco más de lo mismo, buen blues y variadito. El disco se llama así, un día en Nashville, porque es lo que tardó en grabarlo, para que más. Total, te juntas con unos que más o menos sepan de que va este tema como fueron Audley Freed (guitarra de Black Crowes), Ricky Peterson (teclista de David Sanborn), Brian Allen (bajista de Jason Isbell), Wes Little (batería de Sting) y Barry Green (trombonista de Tony Bennet) quedas para tomar algo y de paso te grabas un disco. Casi ná.

Me imagino a Robben diciendo, venga a la primera le damos un toque soul a base de vientos, una acústica rasgando de fondo y como no un pedazo de solo de los míos que no falte, para ir abriendo boca. Luego un blues menor, de esos que tan famoso hizo al bueno de Gary Moore, le ponemos un riff pegadizo y mucho teclado.

Por ahora mola mucho, se me ha ocurrido otra que se llama Ain’t drinkin’ beer no more, cantada por todos, también con mucho toque de trombón y a medio tiempo. ¿Pero qué es eso de no volver a beber cerveza nunca más?, eso sí que no te lo perdono Robben, alguna caña te tendrás que tomar cuando vengas pá Madrid.

Siguiente, toque funky con mucho swing y acordes básicos de blues, muy fácil (para ellos), resultona y perfecta, como es instrumental, nos lucimos todos un poco y a otra cosa mariposa.

Ánimo, que estamos en la mitad. Ahora me siento “blues” tocaremos una lentita, en plan balada. Correcta, no es la que más me ha gustado. Volvamos a lo nuestro, un poquito de R&B con guitarreo de fondo,…como le da el amigo Ricky a las teclas, madre mía, a este le llamo al año que viene de nuevo y el Barry tampoco se queda atrás. Esto ya es otra cosa, pedazo de tema que nos ha quedado.

La de Poor Kelly Blues pues como su nombre indica, al más puro estilo BebeKingero, ahora me marco un solo porque ya iba siendo hora. Thumb and Bump instrumental de nuevo, jugando con la guitarra y el trombón, doblándonos para pasarlo bien y de paso practicamos un poquito de jazz que lo teníamos olvidado.

Uy, que se hace tarde, terminamos con un blues puro y duro pero que se note que hemos venido todos, así que a darle de lo lindo.

Muy bien chicos, esto lo hacemos como los churros, si me quieren dar un Grammy pues perfecto y si no sigo a lo mío. En un año os vuelvo a llamar y nos hacemos otro disco. Desde luego que esto está mal repartío. Unos tanto arte y otros tan poco.

1 pensamiento sobre “ROBBEN FORD – A day in Nashville

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.