BURNING KINGDOM – Simplified

Exquisito gusto y calidad

A estas alturas y con todo lo que se ha hablado ya de la nueva formación de Burning Kingdom, la banda liderada por Manuel Seoane, al que hemos apoyado desde nuestra web desde el principio, no me voy a poner a hablar de nuevo sobre ellos. Solamente nombraré a los que forman ahora el grupo, que son Danny Vaughn (Tyketto), a la voz, Manuel Seoane a las guitarras, Johnny Benson (Bai Bang) a la batería, Tobbe Tosigalen (Carnival Sun), al bajo y Mikkel Henderson (Fate) a los teclados.

El resultado del disco es homogéneo, exquisito y de una calidad estupenda. Quiero empezar por la intro titulada “Stay away”, que ha sido muy criticada, con esos ritmos electrónicos y esa voz de rap. Pero a mí tengo que decir que me gusta mucho como entrada, que es rota al poco tiempo con fuerza, por la entrada del tema “Watching as it burns”, que además ha sido elegido como single y que está acompañado de un vistoso videoclip. Me gusta mucho el arranque de ambos cortes encadenados. Me gusta la originalidad y además es algo inesperado del todo la primera vez que lo escuchas.

El siguiente corte “From on high”, es la perfecta continuación del anterior, con un sonido muy festivo y muy bien conjuntados ambos. Me encanta la cuarta canción, “That´s my boogie”, que me entró un poco rara a la primera escucha, pero que tras muchas reproducciones, se ha convertido en una de las canciones que más me gusta del disco, con una parte central en las que el bajo y la guitarra, me recuerdan mucho a composiciones de Satriani o Vai, con lo que me entusiasma la canción.

“The one that almost got away”, ralentiza un pelín el ritmo del disco, pero nos trae unas melodías geniales, con la voz de Danny muy pura y estética. El corte número seis, “We are a wall”, recupera la energía con muy buenos coros y un ritmo muy hardrockero.

Es estupendo el trabajo de cada uno de los músicos a lo largo de todo este disco. Los solos de guitarra son impresionantes, la voz está impecable, hay muchísimos detalles de buen gusto del bajo, los teclados están en su medida justa y la batería, muy marcada y muy bien ejecutada.

La séptima canción titulada “I will fight no more forever”, es una bonita balada de la vieja escuela, donde los teclados ganan mucho terreno al resto de la instrumentación, pero con la voz como verdadera protagonista, llena de sentimiento y dulzura. El corte octavo, “Falling down”, nos devuelve de nuevo la marcha y la fiesta con ritmos enérgicos y de buen rollo. Es éste quizá el tema más festivo y pegadizo del disco y el más elegante. Muy buenos estribillos.

Le sigue la canción “Killing time”, que no es de las más rápidas, pero sí puede ser la más cañera y la más Heavy, sobre todo por el sonido y los ritmos más distorsionados de las guitarras. La décima titulada “”Skeleton tribe”, es muy enérgica y con ritmos y coros envolventes y divertidos. Y se cierra el disco con el tema que da título a este trabajo, “Simplified”, un tema muy AOR en esencia pura, con mucho teclado y un solo de guitarra precioso, que a pesar de ser muy corto, es muy complejo y elaborado y me ha llamado mucho la atención. Muy buena canción para cerrar, dejando un excelente regusto en la cabeza y los oídos.

Me encanta la portada y el disco entero, ha tenido una cuidada producción, que se nota tanto en la calidad de sonido, como en la presentación del libreto. Y aunque es verdad que quizá alguna de las canciones de los dos trabajos anteriores de Seoane, destacaban algo más, creo que estamos ante un disco muy maduro y más de conjunto, que le da un paso más firme a este excelente guitarrista al que le quedan muchos buenos momentos que regalarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.