ABORTOS DE SATÁN – Con el fracaso tan asumido

Medio groove, medio punk

Segundo álbum de la banda de Castellón Abortos de Satán, sugerente (por decir algo) nombre tras el que se guarece un cuarteto bastante alejado de un planteamiento tan garrulo como éste sugiere: este es un disco de groove metal en plan Pantera pero no tan duro (¡gracias!), en el que la diferencia principal con el ramo del metal son las letras, bastante buenas, todas ellas simples y directas, protesta pura, con mucha rabia.

Se me hace que lo más parecido, para citar aquí, por su familiaridad con la música de Abortos de Satán y sobre todo con la voz, es Soziedad Alkohólika, más que abortos de Satán diríase que son abortos de la sociedad.

El disco se compone de nueve buenos temas, de producción quizás mejorable, pero que dejan clara la calidad de la banda: un excelente batería, Juan Jiménez, es la base para que Marc Medall con el bajo y Fernando Martínez con las guitarras construyan un heavy metal durísimo en forma de groove: ellos mismos sitúan sus influencias sonoras en Pantera o Slayer, pero el sonido final no es tan sordo, y a mí en particular se me hace más ligero. Sobre gustos… Y la voz de Pepelu Fernández, rabia destilada que casa perfectamente con el tono reivindicativo del mensaje de las letras. Y el tío afina, además.

Un fragmento de un discurso de ese orador sin igual que es Rocky Balboa da paso al primer tema, Capaz de todo, perfecta muestra de lo que nos espera: letras muy bien arregladitas sobre todo tipo de situaciones cotidianas o pajas mentales, un sonido lleno de distorsión pero claro y nítido, no obstante. Excusas y Altruismo barato son excelentes, así como la desesperación subyacente en La realidad bajo tu cama.

Quizá no tan buenas son Hablemos de utopías, Derrotado por la lógica (el tema anticlerical obligado) y Te veo, te reviento, aunque que quede claro que este es un disco sin altibajos: todos los temas son más o menos igual de potentes, se nota una gran cantidad de trabajo detrás de este álbum.

Este crescendo de mala leche (en Derrotado por la lógica hay más tacos que en diez minutos de El sargento de hierro de Clint Eastwood) tiene su colofón en el último tema, Nivel supremo, ¿qué coño haces con tu vida?, cuyo final de la mano de Martínez deja un muy buen sabor de boca.

El disco, dividido en dos partes por un tema instrumental que sabe a poco, Otro día lluvioso, está editado con licencia Creative Commons y se puede descargar de forma gratuita desde este enlace . La portada, excelente también. A por él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.