DATURA METEL – Datura Metel

Vuelve el punk ochentero

Primer álbum de la banda de Getafe Datura Metel, que comenzó su andanza en el campo del punk rock allá por 2004 con el ocurrente nombre de Malfario, con el que grabaron dos maquetas hacia 2007.

Con el nuevo nombre, denominación científica de una planta que se llama trompeta del diablo, y casi la misma formación, en 2012 empezaron a grabar el trabajo que ahora presentan, que consiste en un manojo de temas punk al más puro estilo La Polla Records: un disco de poco más de media hora y una voz i-gua-li-ta a la de Evaristo el Flipas. Además, las letras, más que protesta en sí, son un enaltecimiento del nihilismo, en el plan de los contenidos del álbum No somos nada de 1987, de la citada banda vasca.

Este álbum, que se puede conseguir baratito en la web de la banda, es bastante mejor de lo que uno se espera siempre de una banda punk. Y para variar, se hace corto. Comienza con un tema normalito, No pasa nada, pero en seguida viene un sensacional derrame de cinco temas más, buenos unos y mejores los otros véase como muestra Quien calla estorba, con al añadido de tres perlas instrumentales como Minueto disconforme, cuyos títulos casi hacen añorar la existencia de letra, como en el caso de Aerofagia facial y Esquivando Castronuño (¿qué les pasaría allí a estos?).

A destacar, si se quiere, Gel de hollín, No pretendo ser o Adrogados al fracaso. Qué disco más bueno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.