NOCTEM – Exilium

Viva la muerte muerta, pero muerta

Con una puesta en escena muy, pero que MUY tétrica, la banda valenciana Noctem cierra su particular trilogía sobre cultos abandonados, violencia y sangre a cascoporro, que abrieron con los interesantes álbumes Divinity (2009) y Oblivion (2011).

En directo adornan, por así decirlo, su música con baños de sangre (textual) y un aparatoso muestrario de animales muertos y tal, cosa que los ha convertido en un grupo bastante controvertido a nivel europeo, imagen que por otra parte ha hecho de la banda una referencia en festivales de metal extremo por el continente. Bueno, ¡al menos algo exportamos!

El prestigio musical de esta banda se asienta sobre lo que podríamos decir que es un black metal melódico, que gracias a Satán (desde luego no podemos meter a Dios en esto…) se aleja de la monotonía con que demasiado a menudo nos castiga el metal extremo en general, y el black en particular: en este caso, estamos ante un álbum de nueve temas más una intro (Enuma elish) que suena variado, divertido, y musicalmente muy completo. Este quinteto, compuesto por Beleth (voz), Exo y Helion (guitarras), Ul (bajo) y Darko (batería), hacen una música durísima pero no falta de atractivo: escucharemos algunos temas buenísimos, como Decrepit human kingdom, Namtar’s crown, Halo of repugnante (muy variado, excelente), Egregor, más lento, sensacional, Eidolon, o The adamantine doors, que cierra el disco.

Se puede ver y escuchar un breve muestrario del contenido del disco, además de un sugerente videoclip alternativo de Eidolon . Muy bueno todo. Si te gusta el metal extremo, no te puedes perder esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.