PAUL GILBERT – Stone Pushing Uphill Man

Redescubriendo a Paul Gilbert

Paul Gilbert se reinventa. El título se basa en el mito de Sísifo, ciego y condenado de por vida a subir una piedra rodando por una montaña para una vez arriba caer de nuevo hasta el valle. Paul, según expone Albert Camus en su ensayo filosófico,  explica que se siente cómo Sísifo, feliz, su piedra es entre otras cosas la música. A pesar de no estar satisfecho con muchas de sus composiciones o interpretaciones, su piedra es suya y el esfuerzo de subirla y controlarla también, tiene una meta y disfruta mientras la sube, y la caída de la misma no le importa, porque ya está preparado para subir otra.

Junto a este sentimiento, nos presenta un disco instrumental con la excepción del tema que da nombre al disco. Ha querido sacar la voz de su guitarra, es decir, que la guitarra hace las voces, pero también los acompañamientos de teclados, bajos y demás guitarras. Para ello se ha inspirado en algunos de sus cantantes favoritos y ha hecho versiones con su peculiar estilo, lleno de trinos y con fraseos a quinientas notas por minuto.

Nos referimos a temas tan variopintos como “Why Don’t We Do It In The Road” (The Beatles), “I Got The Feeling” (James Brown), “Murder By Numbers” (The Police), “Back In The Saddle” (Aerosmith), “Goodbye Yellow Brick Road” (Elton John), “My Girl” (Eric Carmen) y “Wash Me Clean” de K.D. Lang. Como podéis ver algunos muy conocidos para el público general y otros no tantos.

A destacar su primer tema original Working For The Weekend, con una batería magnífica, que escuchada con cascos da su máximo nivel dado los cambios de canal que tiene. Luego me enteré que tocaba el amigo Portnoy (también aparece en la versión de The Beatles), no es de extrañar porque desde luego es de lo que más llama la atención de la canción. El resto de baterías las ha grabado Kenny Aronoff (otro de esos que tiene a sus espaldas más de doscientos discos grabados con medio mundo del rock).

Shock Absorber  tiene de todo, si uno va a un diccionario de la guitarra encontrará escalas tonales, atonales, tapping, vibrato, bending, etc… Un perfecto clinic en cinco minutos. Impresionante.

Purple Without All The Red, un tema lento, sin florituras,  aparentemente sencillo pero con una composición muy cuidada y estudiada. Y Stone Pushing Uphill Man, cantada al más puro estilo de los esclavos en los campos de algodón para terminar progresando entre el blues, rock y hard rock.

Un gran trabajo que llega tras Vibrato (para mi claramente un disco imprescindible y el mejor trabajo de Paul), quizás haya público que no sea muy amante de las versiones y hubiese preferido un disco con todos los temas propios (aunque la versión de Roundabout de Yes que hizo era impresionante). Algunas gustarán más y otras menos, pero en todas hay un magnífico trabajo y un alarde de sapiencia guitarrística al alcance de muy pocos. De todas se saca algo más que disfrute.

En vinilo ha sacado en septiembre solamente mil copias, así que me imagino que ya habrán volado, pero cedes hay muchos más. Y respecto a la nota, que todo el mundo entienda que un 9 en Mr. Gilbert es como un 18 en otros muchos grupos de renombre, un disco totalmente recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.