VANDEN PLAS – The Seraphic live works

Esperado directo de la banda alemana

Como era de esperar, un nuevo trabajo de la insigne banda alemana Vanden Plas no podía ser más que una nueva obra maestra. En este caso, su segundo directo oficial, tras más de quince años desde el primero, es una nueva exhibición de las dotes instrumentales de Stephan Lill (guitarra), Andreas Lill (batería), Torsten Reichert (bajo) y Günter Werno (teclados) y de las vocales de Andy Kuntz, que siguen explorando el metal progresivo en sus aspectos más finos, convertidos en auténtica bandera del estilo más allá y con el permiso de Dream Theater, que desde la incorporación de Mike Mangini en la batería llevan una deriva demasiado heavy para lo que debería ser esto.

Este disco es un exhibición de cabo a rabo, brillante todo él hasta el punto de que los temas, que rondan en su mayoría los ocho o diez minutos, o más, se hacen cortos, y el disco entero también se hace corto.

Abren el disco Postcard to God, y Rush of silence, insuperables, y el resto es igual de bueno, se nota que dan nivel para hacer esto que hacen o cualquier otro jardín más difícil en el que se quisieran meter, estos músicos son una barbaridad. Comprable 100%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.