ROSKILDE 2018

Un año más un festival de 10

Como viene siendo habitual, una nueva edición de Roskilde (si alguien quiere leer lo que dio de sí el 2017 aquí tienen el enlace) y una vez más los redactores de Solo Rock dispuestos a contar lo que sucedió en uno de los festivales mejores del mundo, tanto por su cartel musical como por todo lo que rodea al mismo, comida, arte, cultura, etc.

Primer día, miércoles 4

Como siempre, todo lleno de gente, comenzamos por Slaves, que son un batería y un guitarra. Un tanto pasados de vueltas, el batería toca de pie y se pone delante. Ideales para poner la pilas a la gente y calentar motores en el festival. Luego Clutch, un grupo de los USA, mucha caña a base de riffs con tintes de blues.
Llegó después St. Vincent, una gran conocida de nuestra web, que hemos visto y seguido en muchas ocasiones. Esta vez presentaba su disco Masseduction. Un seguro para este tipo de festivales.

Debo Band pop etíope de este grupo de Boston que combina ritmos clásicos con otros africanos. Y luego Dark Tranquillity, que sonó realmente bien, como casi todo el festival.

Eminem en Dinamarca, toda una expectación, lleno absoluto en el escenario Naranja. No decepcionó tocando todo lo esperado y más.

Charlotte Gainsbourgy los sudafricanos BCUC los disfrutamos a caballo, siendo estos últimos una gran revelación para nosotros, con esos ritmos machacones que te ponían en otro estado espiritual.

Nine Inch Nails, de postre, remataban una extenuante jornada.

Jueves 5

Mos Def y Talib Kweli, Black Star, rap, tocando temas nuevos y de hace dos décadas. Tune-Yards no les entendimos muy bien.

First Aid Kit en el escenario Orange, quizás demasiado pretencioso para lo que luego fueron. Eso sí, tienen su público.

Superorganism, colores, gafas 3D, coreografías con una japonesa. Un poco friki todo, la verdad.

Dona Onete, una brasileña de 79 años, reina del Carimbó, la música del amazonas. Contagió su alegría al público. Luego una mega estrella de las buenas buenas, Bruno Mars, que decir. Un profesional de los escenarios, con su montaje musical coreografiado, que hace las delicias de los fotógrafos.

Heilung, un rollo más oscuro. Estos vikingos con sus vestimentas e himnos de batalla. Y continuándo la oscuridad, My Bloody Valentine, que repasó su disco Loveless.

Viernes 6
Descendents, un poco de punk para olvidar las oscuridades de ayer a última hora.

Anda Union, desde Mongolia, Stefflon Don otra mainstream que bueno, nos dejó un poco indiferentes.

Nick Cave, otro de los nuestros. Este tampoco defrauda, sabe hacer bastante bien su papel.

David Byrne, y Massive Attack pues como el anterior, dan lo que tienen, que es mucho y gustan también bastante. No se salieron de su guión. Otros que aciertan fijo si o si.

Sábado 7
Agotados, ya, pero es el último día, así que a darlo todo.

Operap, pues eso, ópera y rap. No son Luis Cobos, pero como se enter que existen les mete el chunda chunda de fondo y a vender discos como churros. 

Yonaka, un gran descubrimiento para nosotros y de lo que más nos llamó la atención del festival. 

KOKOKO! del Congo, nos acercó la música africana actual. 

Scour es la nueva banda de Phil Anselmo, nos sorpendió con dos temas de  Pantera Slaughtered y Strength Beyond Strength. Madball animó con su Hard Rock y la actuación final del escenario Orange fue para Gorillaz.

Esperamos poder seguir con fuerzas en 2019 y contaros lo que se vive cada año en este gran Festival.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.