NICOTINE BUBBLEGUM – Nicotine Bubblegum

Para amantes del neo Grunge

Redactor: David Collados
Discográfica: Rock CD


Soy una persona a la que la época del Grunge de los noventa le marcó mucho, pero para mal. Fue un estilo que entró en nuestro país arrasando bastante, y los que éramos Heavys pros, le cogimos bastante manía. Con el paso de los años me doy cuenta de que posiblemente me perdí muchas buenas bandas que continúan a día de hoy. Pero sigo siendo bastante reticente ante este estilo y cuando me pronuncian la palabra Grunge.

Aún así, pienso que he madurado con los años y me tengo por alguien con mentalidad mucho más abierta musicalmente. Hoy día siguen surgiendo nuevas bandas cuyas prIncipales influencias son ese sonido de los noventa y debo decir que a algunas sí que he acercado el oído.

Es el caso de los asturianos Nicotine Bubblegum, que han sacado a finales de 2.018 este primer Ep homónimo, con cinco canciones al más puro estilo Neo Grunge, siguiendo la estela de muchas bandas que se reconocen en sus composiciones.

Nicotine Bubblegum está formado por Luismi Rose (Leather Boys) a la voz, Noé Grigera a la guitarra y coros, Pablo Fernández al bajo y Aitor Castro a la batería. Y aunque la banda se formó hace ya varios años, no es hasta el pasado cuando ve la luz su primer trabajo de corta duración.

Sigue sin ser ni de lejos de mis estilos favoritos, pero hay que reconocer que cuando las cosas están bien hechas, lo están. Y estos cinco temas, tienen buena composición y factura y una gran interpretación de los músicos. No vienen a descubrir nada nuevo a estas alturas en el género, pero las canciones tienen muy buenos ritmos y riffs melancólicos, unos coros bastante trabajados y una base rítmica muy sólida de bajo y batería.

Riffs de guitarra machacones y repetitivos, pero muy enérgicos, con bastante distorsión. Y me resulta curioso escuchar a Luismi en esta faceta a la que no estoy acostumbrado (para quien no conozca a Leather Boys, es una banda de Hard Rockk Sleazy)  y que la clava a la perfección dándole a los temas un aire muy bueno, rabioso pero con esa cierta apatía más propia del Grunge.

Canciones densas pero perfectamente ejecutadas, con buena labor de producción a cargo de Sergio Tutú y de la propia banda, que logra un sonido cuidado. Lo que está muy claro es que Avilés tiene una tremenda cantera musical en cualquier estilo musical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.