MARTIN TEMPLUM DOMINI – Templum Domini

Virtuoso guitar heroe barcelonés

Redactor: David Collados
Discográfica: Autoeditado

Seguimos reseñando algún disco del año pasado e intentando ponernos al día, pero sobre todo intentando no dejar pasar buenas bandas y artistas.

En esta ocasión os voy a hablar de un disco completamente instrumental de un virtuoso guitarrista de Barcelona, llamado Carlos Martín, que ha llamado a este proyecto Martin Templus Domini, mezclando así el título del disco y su propio apellido. En este disco a Carlos le acompañan Mario Vico a la batería e Iván Martín al bajo.

El disco es una demostración de virtuosismo a los instrumentos de principio a fin, con canciones de los más heavy y potentes, con muchos pegadizos riffs y unos solo espectaculares. Cuenta con diez canciones y una intro atmosférica, que da paso a dos temas relacionados pero muy diferentes entre sí, titulados “Inferno” y “Paradise”.

Mientras que el primero es un torrente de potencia y energía, bastante acelerado y con el doble bombo martilleando nuestros oídos, el segundo arranca más tranquilo y se acelera enseguida, sonando mucho más melódico y alegre, pero sin abandonar esa fuerza que desprende todo el cd.

Posiblemente uno de los temas que más me ha gustado es el que cierra el disco, que además es el que da nombre al disco y al grupo, “Templus domini”. Con unas melodías y riffs que se agarran a mi cabeza y quizá algo más comercial que el resto.

Mientras que canciones como “Torn souls” me recuerdan algo más al estilo de Satriani, otros como “The Minos judgement” me traen a mi cabeza al Yngwie más machacón. Se notan varias influencias en la banda.

Como punto más negativo del disco, debo decir que quizá la producción no es la mejor que se podía haber conseguido, sonando a veces algo menos limpio o con menos calidad de lo que me gustaría. A veces las baterías no cogen el cuerpo que creo necesitarían, especialmente en los elementos aéreos. Y la portada y el libreto son tan oscuros y con contrastes de color tan parecidos, que resultan incómodas de leer.

Pero estamos ante una buena carta de presentación de unos músicos muy virtuosos, con unas composiciones muy buenas y un cd cargado de energía y velocidad interpretativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.