7º ANIVERSARIO ENTREBOTONES “SHAKE THE ROSTER”

Diversión y sorpresas sin respiro en una fiesta memorable
Texto y fotos: Javi G. Espinosa
10 Enero 2020, Siroco (Madrid)

Dentro de la programación del 30° aniversario de la sala Siroco uno de los eventos destacados que se anunciaban era otro aniversario: el séptimo cumpleaños de Entrebotones, que para celebrarlo reunieron a la mayor parte de sus artistas en un concierto especial y único, con once nombres en un cartel irrepetible, bajo la consigna “Shake the Roster“. Con tal cantidad de músicos en una sola noche, decidieron que cada grupo haría dos temas: uno propio y una versión de uno de los otros, eligiendo por sorteo quién versionaría a quién. El resultado fue un desfile bastante ordenado de bandas que se sucedían sin apenas respiro pero con muchas sorpresas, aprovechando en varios casos para estrenar algún tema nuevo y asombrando la mayoría con su personal lectura de las revisiones que les cayeron en suerte.

Abrieron la velada los vallisoletanos Sharon Bates, con una canción suya nueva (“Mundo extraño“) y una versión de Mozu (“Pequeño y débil“), el siguiente en salir a escena, con una furiosa formación donde se unió a los tres instrumentistas de Kitai para despachar sin contemplaciones una canción propia (“No acepto“) y otra de The Veroñas (“Freedom is ours“). Cogieron el testigo Ombligo, con un cambio radical en las formas: un dúo de violín y guitarra que hicieron primero su tema instrumental (“Mosquito en Huertas“, cuyo disparatado e hilarante argumento nos relataron con detalle previamente para ponernos en situación) y después se apropiaron del “Salem” de Hermana Furia, haciendo una interpretación tan intensa como emocionante, donde destacaron las impresionantes voces que nos habían ocultado al principio.

A continuación se anunciaban The Garlic Phantoms, el inquietante dúo (del que ya hemos hablado alguna vez por aquí) que hace conciertos de una sola canción – y siempre la misma, porque no tienen más. Aquí tuvieron que hacer un esfuerzo ingente, ya que también tenían que tocar un tema ajeno. Demasiado trabajo, debieron pensar, así que hicieron un conciso destrozo con el “Aire” de Ombligo y luego aprovecharon para que se uniesen a ellos The Veroñas, a quienes les correspondía versionar “The Garlic Phantoms“, y así hacerla juntos una sola vez. A la vista del resultado, cierto es que nos ahorramos oír la misma canción dos veces, pero por otra parte la reputación de estas chicas quedó seriamente dañada tras compartir desastre sonoro con estos dos vándalos. Pobres, espero que ésto se olvide y no les pase factura ni hunda su prometedora carrera (la de The Veroñas, digo, porque lo de los otros dos ya no tiene remedio). Al menos, con su “Blood Party” pusieron fin al suplicio anterior y nos volvieron a meter en la fiesta.

La siguiente apuesta era una banda muy nueva y muy enérgica: Hermana Furia, que están grabando ya su primer trabajo, del que nos adelantaron una poderosa “Morse“, y remataron con una contundente recreación del “Vértigo” de Sharon Bates. Habrá que seguirles la pista, porque la cosa promete bastante. Tomaban el relevo en el escenario Playa Cuberris, que comenzaron haciendo una soberbia revisión del tema de TuchoCoyotes“, fiel al original pero con su toque propio, y nos dejaron con su “Alta tensión“. Precisamente Tucho era el siguiente en salir a escena, para cumplir con su cuota de dos canciones: primero la propia, “Lobo gris“, y luego la ajena, “Detrás de ti“, de Vaho, que llevó muy bien a su terreno musical pero que le dio algún problema con las letras (“…me tenía que tocar a mí hacer la de los raperos“, bromeaba Tucho sobre su suerte en el reparto de versiones).

Y a “los raperos” de Vaho les cayó como premio ocuparse del “Marte” de Playa Cuberris, al que también dieron lógicamente un giro importante hacia su sonido, del que nos ofrecieron una estupenda muestra con la pegadiza “Mataré a Cupido“, en una muy acertada combinación de ritmos y melodías. Se acercaba el final, y sólo quedaban ya dos bandas por comparecer, que además iban a versionarse mutuamente. Desde los años veinte, pero del pasado siglo XX, aparecieron Tomaccos con su elegante swing primigenio para deleitarnos con sus “Haricots” de cosecha propia y con una hilarante y sorprendente adaptación del “Riviera Maya” de Kitai, perfectamente asimilada y reconvertida en una pieza que para nada desentonaría con el resto de su repertorio.

Cerrando el cartel llegaba la banda con la que empezó todo hace 7 años en esta misma sala, en lo que fue el comienzo de la andadura de Entrebotones. Kitai devolvieron el guiño a Tomaccos inflamando y acelerando su “Prohibition Swing” y después nos presentaron la canción que han lanzado como adelanto de su próximo álbum, ese “Quierote” que lleva ya un tiempo sonando en las redes, poniendo el punto final a esta fiesta de hermandad entre bandas. O eso creíamos, porque la tropa de Entrebotones tenía guardada una última sorpresa: quienes se encargan cada día de dirigir el tinglado desde las oficinas, a golpe de mails y llamadas, se subieron también al escenario para dar las gracias a las bandas, al público presente y a quienes han hecho posible este sueño que dura ya siete años, y lo hicieron de la mejor forma posible: al ritmo de “Agradecido“, el clásico del maestro Rosendo, sin duda todo un referente.

Agradecidos desde aquí también, por esta estupenda fiesta y por esos siete años de trabajo y esfuerzo, que ojalá se conviertan en muchos más.

1 pensamiento sobre “7º ANIVERSARIO ENTREBOTONES “SHAKE THE ROSTER”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.