LOS CORONAS THE NU NILES

Los madrilenos vuelven a coronarse en Bilbao

Que pasaria si se juntasen en el mismo equipo Pau Gasol, Lebron James o Tiago Splitter Sin duda, algo bueno. Quiza la comparacion parezca algo exagerada, pero con Los Coronas sucede algo parecido. De todas formas, resulta bastante complicado encontrar grupos con tanta calidad en todos sus integrantes, pero todavia es mucho mas raro ver que un grupo con ese nivel funciona de forma compensada y fluida. Con motivo de la Copa del Rey de baloncesto, que se celebraba durante el fin de semana en Bilbao, se habian organizado una serie de conciertos en el Kafe Antzokia, y el directo de Los Coronas era uno de ellos. Hubo que esperar a que terminasen los partidos del dia para que comenzase el concierto. Asi, cerca de la medianoche, los barceloneses The Nu Niles abrieron la velada con su musica rockabilly de tintes variados y enriquecedores que hacen de esta experimentada banda una propuesta muy interesante. Capitaneados por el guitarrista y cantante Mario Cobo, se manejaron en el genero como peces en el agua, dandonos momentos de la mas salvaje emocion del Rock Roll de los cincuenta. Llego la hora de Los Coronas, y estos salieron luciendo sendos sombreros vaqueros. Alli estaban, el guitarrista Fernando Pardo, Javier Vacas con su bajo, y Roberto Lozano a la bateria, todos ellos miembros de Sex Museum. Por otro lado, David Krahe llevaba la otra guitarra cantante, y el trompetista Yevhen Riechkalov iba a ser el encargado de dar el toque western al asunto. Con ese quinteto de lujo, los madrilenos anotaron desde el inicio con temas destacados de su ultimo trabajo, como Big Wave Riders, una cancion que aglutina todos los ingredientes del surf instrumental a lo bestia que practican, tal y como ellos mismos se autodefinen. En Rumbaleros, Fernando Pardo, con su habitual tono jocoso, explico que la habian pensado para una pelicula de Tarantino, y que la deberia protagonizar nada mas y nada menos que Sancho Gracia. Eso si, como bien dijo, primero se lo tendrian que creer ellos mismos, luego el destino, y finalmente Tarantino. En un estilo tan aparentemente cerrado como el suyo, es muy facil que las bandas tiendan a repetirse y terminen resultando aburridas. El secreto para combatirlo lo tienen Los Coronas. En primer lugar, una defensa intensa y que aporte mucho ritmo por parte del bateria y bajista, y por otro lado, un ataque muy acertado con sus guitarras afiladas y melodias ganadoras. Con un publico entregado, esta banda, que hereda lo mejor de The Shadows o The Ventures, como bien demostraron entre otras en la genial Secret Agent Man, se despidio con un victoria rotunda y aplastante, oportunidad que David Krahe aprovecho para ponerse la bandera del Estudiantes al cuello. Las estadisticas de acierto fueron inmejorables y el MVP se lo llevo, como no, su bateria Roberto Lozano, un musico que ocupo el centro del escenario y al que pudimos admirar boquiabiertos. Esperemos que este dulce momento que vive la banda dure en el tiempo, por el bien del Rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.