JAMES LA BRIE – Impermanent Resonance

Superando la presión de DREAM THEATER

No es de sorprender que los músicos de Dream Theater sean inquietos a la hora de dedicarse a sus proyectos paralelos al grupo, como es el caso del teclista Jordan Rudess y del guitarrista John Petrucci, quienes cuentan desde hace tiempo con interesantes discos para deleitarnos. Así, además de ellos tenemos los proyectos del cantante de Dream Theater, que en esta ocasión presenta su tercer álbum en solitario (el quinto si consideramos los dos de Muzzmuzzller), y que aparece a tan solo dos meses del lanzamiento del esperado nuevo trabajo de su banda principal que vera la luz en Septiembre.

Para esta ocasión ha vuelto a colaborar con la misma formación con la que grabo su anterior disco Static impulse: Marco Sfogli (guitarras), Ray Riendeau (bajo), Peter Wildoer (batería que postulo para ocupar el puesto vacante de Mike Portnoy en Dream Theater), además de la participación de Peter Wichers de Soilwork en algunas composiciones y guitarras adicionales. Pero el que mas destaca de todos ellos es el teclista Matt Guillory, quien es el principal cerebro compositivo del proyecto y con quien James ha estado ligado desde el comienzo de su etapa solista llegando a conseguir con esta unión un sonido mas personal en que demostrar su talento vocal.

Impermanent resonance nos presenta doce canciones (catorce si consideramos los dos bonus tracks de la edición limitada) en el que fusiona la misma mezcla de Static Impulse con sonidos de toque progresivo, metalcore, y death metal melódico con algunos tintes comerciales.

El single de adelanto y tema de apertura es el potente Agony que es el ejemplo de que el estilo del disco será similar a la misma descarga sonora de Static, con voces guturales del batería Peter Wildoer, además de sonidos de atmósferas electrónicas aportadas por los sintetizadores de Matt Guillory . El estribillo es perfecto para la voz de James con una letra inspirada en el drama de la gente anoréxica. El solo del guitarrista Marco Sfogli es sorprendente. Potente y cañero. Un perfecto comienzo de la placa.

“Undertow” es un tema que repite la misma estructura ya mencionada anteriormente con voces guturales, arreglos de sintetizadores y guitarras a toda potencia y un acertado estribillo en toda regla, pero que hace desaparecer el elemento sorpresa que percibimos en el primer tema. Vamos, como si fuera una secuela con diferentes melodías del anterior.

Slight of Hand vuelve a presentarnos por tercera vez el mismo estilo de los dos temas anteriores, pero cogiendo algunas matices que le hacen sonar mas a rock progresivo. Cuenta con un estribillo poderoso y unas guitarras cañeras en toda su expresión.  Posee unas poderosas letras escritas por James inspiradas en la película Haywire de Steven Soderbergh.

A partir de Back on the ground la cosa cambia a sonidos mas comerciales.  Un tema en plan balada, enganchador, con unas guitarras acústicas en medio tiempo y un precioso estribillo que te engancha de inmediato, y que ha sido elegido como segundo single del disco.  Se enfoca mucho en melodías como para llegar a todos los públicos, sobre todo al no aparecer las voces guturales de Wildoer.

I Got You es otro gran acierto del disco, sonando poderosa y muy heavy con un estribillo perfecto basado en una letra con tintes románticos y personales creados por Matt Guillory. James Labrie  se desenvuelve con destreza con un timbre más normal que lo habitual haciendo sonar su voz con aires mas modernos. Los riffs y los solos de guitarras junto a la perfecta sincronización de la batería de Peter Wildoer te harán amar esta canción que posee una creatividad impresionante que ya quisieran tener algunos.

Holding On es otro tema también con sonidos progresivos y comerciales con unos acertados y efectivos arreglos de los teclados que adornan a la perfección el tema, y con el excelente solo de guitarra que te tira de espaldas. Se nota lo bien que se lo han currado para que el disco quede perfecto.

Y con estos primeros seis temas (y lado A del LP de vinilo) podemos ver que los registros de Labrie se mueven en tonos y tempos mas tranquilos y relajados, sin forzar demasiado la voz ni echar mano de agudos habituales que sí apreciamos en Dream Theater

Empezamos dando vuelta el vinilo por su lado B (o sexto tema del disco del CD) con la introducción electrónica de Lost in the Fire que de repente te recuerda a esos intros que tanto le gustan a Linkin Park. Estamos ante otro tema con medios tiempos y con un estribillo pegadizo que sigue la misma vena de Back on the ground con un enfoque netamente comercial.

Con Letting Go vuelve el sonido mas pesado y las voces guturales, con unas estrofas muy diferentes de los anteriores temas, destacando que este podría ser el tema en donde mas se luce el enfoque vocal del cantante canadiense.

Destined to Burn,  es una canción inspirada en el libro The books of Negroes  y a pesar de sus excelentes riffs y lo bien desarrollado que esta, podemos empezar a notar como un descenso, tal vez inmerecidamente al estar escuchando las mismas estructuras. Si la canción hubiera estado entre los primeros temas del disco no apreciaríamos esta sensación.

Afortunadamente el disco se recupera con la hermosa balada Say you’re still Mine siendo el mejor tema del disco para James Labrie, luciéndose en todo momento y recordándonos que su voz es el principal protagonista de esta placa, además de los correctos teclados de Matt y esos certeros riffs de guitarras que se lucen en todo momento.

Amnesia  es otra potente canción que vuelve a repetir el esquema de poderosos redobles de batería, reciclaje de riffs de guitarras y voces guturales, que te hará recordar en ciertos momentos a la banda In Flames.

I Will not Break es lo más cañero, agresivo, dinámico y lo mas rápido del disco siguiendo la misma senda que Agony,  y la verdad es que en esta canción sí que han acertado correctamente para cerrar el álbum con una base de  riffs más originales, aunque vuelvan a repetir voces guturales y etcétera hasta aburrir. Por suerte el tema es breve y no cansa su escucha.

Ahora hablaremos de los dos bonus tracks, dos canciones compuestas en su totalidad por Matt Guillory, y que solo se incluyen en la edición especial, y como CD de regalo en el disco de vinilo.  Si no los han incluido en las versiones Standard por alguna razón será.

En Unraveling, James lleva el hilo conductor del tema respaldado por unas excelentes guitarras y un sonido mas heavy. Muy cañera y con potentes melodías.

Y en el caso de Why  es el regreso al sonido metalcore. Es un interesante tema, aunque más como rareza que como una buena composición.

En resumen: he de reconocer que el disco merece más de una escucha para que te entre por las venas, tal vez debido al hecho que Static Impulse dejo la vara muy alta en cuanto a inspiración. Por momentos suena todo con muy pocas sorpresas, pero a medida que he vuelto a poner el CD o el vinilo ha ganado más enteros dentro de mis oídos. Hemos de reconocer que la voz de James ha mejorado muchísimo y se nota mas cómodo en estas grabaciones independientes de la presión generada por una banda tan histórica y demasiado solvente como es Dream Theater.

Tracklist:

1)  Agony

2)   Undertow

3)   Slight of hand

4)  Back on the ground

5)  I got you

6)  Holding on

7)  Lost in the fire

8) Letting go

9) Destined to burn

10) Say you´re still mine

11) Amnesia

12) I will not break

13) Unravelling (*Bonus track Limited Edition)

14) Why  (*Bonus track Limited Edition)

1 pensamiento sobre “JAMES LA BRIE – Impermanent Resonance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.