ILEGALES

Siguen vivos y en la lucha
La Riviera, Madrid 7 Abril 2022
Texto: Javi G. Espinosa
Fotos: Álex García

El viejo Einstein tenía mucha razón cuando hablaba de la relatividad del tiempo, y no sólo ya desde un prisma científico o existencial, que también, sino de forma más mundana. Y es que durante muchos años ha sido normal ver a Ilegales y a Siniestro Total cruzar sus caminos, coincidiendo en un mismo lugar en días consecutivos, y hasta en el mismo día, incluso en el mismo cartel, pero resulta que esta vez estaban tocando ambos a la vez en Madrid, a la misma hora y en recintos distintos, con una diferencia sustancial: mientras los gallegos daban el que han asegurado que será su último concierto, los asturianos presentaban su nuevo álbum, «La lucha por la vida«, con el que reafirman su actitud combativa y su magnífico estado de forma tanto en estudio como sobre los escenarios, sin que por el momento se les pase por la cabeza despedirse de su público.

Ambas bandas están celebrando sus 40 años de activismo sonoro, pero lo que para unos va a suponer un punto final, para otros sólo va a ser un paso más en un camino por el que quieren seguir avanzando con paso firme y decidido. Hay quien decide ponerse fecha de caducidad y plantarse, cosa muy respetable, y hay quien simplemente mira al frente y sigue hacia delante sin marcarse un fin, porque el fin no hace falta buscarlo: el fin siempre nos acaba encontrando. Y hasta que llegue, hay que seguir aprovechando y disfrutar del viaje.

Decía ayer Jorge en un momento del concierto que tener problemas es cojonudo, porque significa que estás vivo. Y no es que sea cuestión de buscarlos, porque también van apareciendo ellos solos, y quien diga que no los tiene, o miente o está muerto (o poco le falta). Ilegales siempre estuvieron muy vivos, incluso hubo tiempos en que estuvieron demasiado vivos, si lo pudiéramos medir por la cantidad de problemas en que se metían – añadidos a esos que llegan sin buscarlos. Ahora, con el paso del tiempo han aprendido a tratar de evitar los problemas en lugar de ir a su encuentro, pero no rehúyen los que van surgiendo y afrontan de cara esa lucha por la vida que titula su último trabajo.

Hay que decir que ese último disco incluye colaboraciones de lo más dispar que han despertado todo tipo de comentarios entre sus seguidores, algo que poco ha importado a Jorge y compañía, profesionales de la provocación durante estas cuatro décadas, sabedores de que lo importante es que hablen de uno, aunque sea bien. No está previsto que esos invitados hagan su aparición en directo, pero buena parte de esas canciones se han integrado ya en el cancionero ilegal que suena en esta gira – si bien es cierto que algunas de esas canciones eran revisiones de temas ya grabados por Jorge con Ilegales o con Los Magníficos, en algunos casos con cambios muy significativos en el ritmo y el tempo.

La banda dio la sensación de estar perfectamente engrasada y de pasarlo estupendamente sobre las tablas, alternando las tonadas más tranquilas y reposadas con otras de ritmos trepidantes, y con esos riffs infecciosos marca de la casa siempre presentes, barbarizando siempre desde el humor y la ironía, sacudiendo a la afición que abarrotaba La Riviera, como tienen ya por costumbre en sus últimas visitas a Madrid. Una vez más, no defraudaron a nadie y cumplieron eficazmente con su misión de remover cuerpos y conciencias.

Ojalá aquel niño que miraba absorto una guitarra eléctrica en un escaparate, hasta que al fin un día consiguió hacerse con ella, siga agarrado muchos años a la guitarra y no deje nunca de ser aquel niño inquieto y algo gamberro, que quedó fascinado por ese instrumento sin el que su vida nunca hubiese la misma – ni la nuestra tampoco.

Repertorio: Tantas veces me he jugado el corazón que lo he perdido / Si no luchas te matas / Ella saltó por la ventana / Mi copa y yo / Voy al bar / El norte está lleno de frío / Chicos pálidos para la máquina / Te prefiero lejos / Divino imbécil / Ángel exterminador / Agotados de esperar el fin / Nunca lo repitas en voz alta / El bosque fragante y sombrío / Juventud, egolatría / Eres una puta / Enamorados de Varsovia / Regreso del vacío / Punki raro / Estrella venenosa / Destruye / Para siempre / Soy un macarra / Bestia, bestia / Mi amigo Omar / Todo lo que digáis que somos / Hacer mucho ruido / Todos están muertos / Dextroanfetamina // Yo soy quien espía los juegos de los niños / Hombre solitario / Europa ha muerto / Tiempos nuevos, tiempos salvajes / Hola, mamoncete / Caramelos podridos / Problema sexual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.