BILBAO BBK LIVE

Los cabezas de cartel no fallaron

Hacia nada estabamos pisando el mismo lugar pero en diferentes circunstancias. El recinto de Kobetamendi iba a pasar, en tan solo un par de semanas, del negro del metal a un colorido mas moderno. El reclamo de los bonos a bajo precio en las islas britanicas tambien parece que calo, ya que se noto una sensible subida de publico extranjero. Sin un cartel tan espectacular como en anteriores ediciones, este era un año clave para el Bilbao BBK Live, de esos en los que se ve si aguantas o te caes. El jueves abrieron el festival Motor, Lain y The Gaslight Anthem, para dar paso a los esperados Vetusta Morla, que no defraudaron al personal. Se ve que tienen tiron y lo saben aprovechar. The Ting Tings nos alegraron la tarde con un directo entretenido y con mucho gancho. Editors, por su parte, pusieron la clase y el estilo. En un directo elegante, mostraron que no son autores de grandes exitos para dar botes, sino de pequenas joyas para disfrutar con calma. Sin duda, los que habian hecho subir al monte en autobuses, por supuesto a mas de 18.000 personas eran nada mas y nada menos que Depeche Mode, un grupo con gran cantidad de fieles seguidores. El grupo de Martin Gore y el vocalista Dave Gahan demostro cuales son las razones de tener dicha legion de fans. Principalmente contar con un repertorio de impresion, en el que casi da igual el tema que elijas, y en segundo lugar, tener un sentido del espectaculo muy por encima de la mayoria de grupos, empezando por la actitud en el escenario y terminando en unas cuidadas proyecciones de imagenes. Los ingleses nos convencieron como en anteriores ocasiones. Comenzaron con temas de su ultimo disco Sounds Of The Universe y no faltaron clasicos como Enjoy The Silence o un Personal Jesus con el que finalizaron su actuacion a lo grande. Sencillamente brillantes y efectivos. Para rematar la jornada nada mas y nada menos que Basement Jaxx. Un autentico lujo y quiza el mejor concierto del festival. La verdad es que pocos grupos pueden dar ese nivel musical y de show. Hicieron bailar al personal al ritmo de sus poderosas cantantes. Una autentica gozada. El viernes, El Columpio Asesino cumplio a primera hora, para dar paso a unos Supergrass que nos hicieron muy agradable la tarde. Babyshambles, con Pete Doherty a la cabeza, estuvieron aceptables si nos lo tomamos como un ensayo o como unos amigos que nos amenizan la velada mientras nos sentamos a la sombra en la hierba. Dave Matthews Band era de lo mas esperado del dia y no defraudaron. Entrega, pasion y diversion. Un crack llenando el escenario principal. Eso si, el concierto del dia lo dio el senor Chris Cornell. El ex-cantante de Soundgarden y Audioslave nos regalo un recital en el que pudimos disfrutar de su inimitable voz. Spoon Man o Feel On Black Days deleitaron al personal, asi como Like A Storm y Cochise. De su etapa como solista nos dejo temas como You Know My Name, asi como la increible version de Billie Jean del fallecido Michael Jackson. Ahi quedo su pequeno homenaje a modo de cancion. Kaiser Chiefs comenzaron con toda la artilleria. Parecia que no les iba a quedar nada para el final, pero estos chicos tienen temazos para dar y tomar. Son de los que no fallan, aunque podian haberle sacado mas jugo a todo su potencial. Janes Addiction, por su parte, salian como cabezas de cartel, y cuajaron un gran concierto, aunque eso si, sin llegar a captar la atencion de todo el publico. Todos nos dimos cuenta de que aquel no era concierto para disfrutar en un festival, sino en una sala. Cualquiera de sus dos predecesores, especialmente el senor Cornell hubiese cumplido mejor ese papel y se hubiese salido en el escenario principal. Finalmente, Echo The Bunnymen cumplieron con calidad, pero sin mas. El sabado Ama Say y It Hughs Black prepararon el terreno para unos Cycle que venian a por todas. Bajo un solazo de impresion, la frescura del grupo de David Kano hizo saltar y bailar a todo el publico. Presentaban su ultimo disco Sleepwalkers, y su acogida fue inmejorable. Para el final se dejaron un clasico y tema insignia como Confusion. Sin duda, fueron de lo mejorcito del festival. Phenomenal Handclap Band consiguieron el aprobado con solvencia y Baddies se mostraron como otro grupo mas de la eterna hornada de promesas britanicas. Eso si, actitud tienen. Asian Dub Foundation se ganaron al publico con su propuesta de siempre, y Primal Scream no armaron mucho revuelo pero nos dejaron muy buen sabor de boca. Placebo era una apuesta segura, estaba claro que iban a hacer un buen concierto. Asi fue. Casi sin despeinarse, nos atraparon con sus clasicos como Every Yo Every Me, Special K o This Picture, para terminar con la excelente The Bitter End. Que mejor final para un festival. Fircherspooner ya formaba parte de la fiesta post-festivalera. Entre carpas y el show de este grupo, estaba la diversion asegurada para el fin de fiesta. Con conciertos mas que aceptables y unos cabezas de cartel seguros como Depeche Mode y Placebo, el festival cumplio con las expectativas, con una afluencia de cerca de 18.000 personas por dia. El año que viene mas y mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.