SOUTHPOP ISLA CRISTINA 2009

O como se debe organizar un festival sin matar al asistente en el intento

La segunda edicion del Southpop en la localidad onubense de Isla Cristina ya era una sorpresa antes de arrancar su segunda edicion. Y es que todas las entradas estaban vendidas, o al menos un 99,99 de ellas, siendo la unica posibilidad la dificil adquisicion de ultima hora en taquilla. Los motivos de este sold out no son complicados de imaginar. hotel de 4 estrellas con piscina incluidas sesiones de DJs, diez magnificos conciertos, un recinto donde se podia tranquilamente ver conciertos, caminar, descansar, bailar, sin ningun tipo de masificacion Pero vayamos por partes. Aproximadamente a la hora prevista de la llegada de la mayoria de los asistentes al hotel, las 17.30 del viernes 11, ya se podian escuchar las mezclas de pinpon DJs. Rafa y Joan hicieron el mejor trabajo que saben hacer, dando ritmo a los banos de agua, sol y alguna que otra bebida de los piscineros que alli se congregaban. Pero claro, habia que acabar a las siete, para llegar a tiempo al recinto. Desde las gradas o desde la pista, a partir de las 20.15 se podian escuchar las canciones de Anni B. Sweet, la malaguena que venia a presentarnos su primer LP Start, restart, undo. Una voz dulce y habilidosa tanto con la guitarra como con la armonica aunque lo niegue, Ya habia caido la noche y el publico comenzaba a animarse, justo para el salto al escenario de los finlandeses Cats on fire. POP en mayusculas, muchas referencias a los primeros pulp e incluso a los smiths, sin quitarles en absoluto el merito de componer grandes canciones y tener un espectacular directo. La banda finlandesa no abandono el escenario hasta completar la serie de temazos que forman Our temperante movement, que darian paso al concierto de La bien querida, que tambien camina con disco reciente bajo el brazo, Romancero. Poco antes de la medianoche comenzaba uno de los grandes esperados, Piano magic, avalados por sus mas de 10 años de carrera como banda. Con un directo contundente y guitarras afiladas, G y los suyos repasaron grandes temas de sus numerosos albums, culminando en su mas reciente EP Dark horses. Finalizando los conciertos, aunque no la velada, llegaba el turno de las cinco suecas que forman Those dancing days. Con una base ritmica mas potente de lo que cabria esperar bajo y bateria modelaban todo el show, sin menospreciar la fuerza del Hammond, por supuesto, sonaron las canciones de su unico largo hasta la fecha, In our space hero suits. Tras las actuaciones en vivo, era el momento de pasar a la seccion de cesped donde Duckula DJ, hizo bailar al publico hasta las 5 de la madrugada. Al dia siguiente tocaba madrugar un poco, ya que nos esperaba un buen desayuno, disfrutar de la gastronomia de Huelva y posteriormente acudir puntuales a la sesion de La Antonia pincha en la piscina del hotel. Ni que decir tiene que sabe como animar a los oyentes, y es una pena que su sesion se hiciera tan corta, ya que, como el dia anterior, la puntualidad para acudir al recinto a ver y escuchar a Tannhauser era fundamental. Los sevillanos comenzaron a las 20.15, presentando su primer LP editado por foehn, Para entonces habras muerto. Comenzando con un estreno, repasaron, durante 40 minutos que se quedaron cortos gran parte del CD. Desde el rock progresivo Disturbio, pasando por el dreampop 125, y coqueteando con la pura intensidad electrica Arkanoid, hasta llegar al final con la magnifica Temporal. Y tras el buen sabor de boca que dejaron Tannhauser, una de las mayores sorpresas del festival, David Thomas Broughton. Acompanado de una guitarra acustica, varios efectos de loop y algun que otro ruidoso aparato, verle en directo es lo mas parecido que hay a escuchar The complete guide to insufficiency. Lo que parecia que iba a ser un concierto de nu folk tradicional se convirtio en una amalgama de distorsiones, percusiones, y hasta carreras entre el publico. Basta decir que el publico solicito un segundo bis. A continuacion, KlausKinski trajeron a escena Tu hoguera esta ardiendo, derrochando energia y buenas canciones, a pesar de echarse de menos percusiones reales en las partes mas fuertes. De cualquier forma, demostraron una asombrosa habilidad para cambiar de estilo continuamente, y eso asegura la supervivencia de una banda. La anecdota fueron las continuas alusiones a la nueva estrella de Internet, Tito mcs. Uno de los momentos mas esperados del sabado fue la actuacion del tejano Micah P. Hinson, al que no muchos esperaban ver aparecer solo con una guitarra en mano. Los punsetes derrocharon reminiscencias ochentenas espanolas, por supuesto mientras Ariadna cantaba mirando al infinito, dando la impresion de que estan destinados a ser grandes. Y finalizando la jornada de conciertos, los bilbainos We are standard pusieron la casa patas arriba. El publico supo reaccionar y ellos estar a la altura, a pesar de unos ritmos mas que vistos a estas alturas. Era el concierto perfecto para esa hora. Pero claro, aqui no acababa la cosa, ya que cerrarian el festival los que lo habian empezado, los pinpon DJs pincharon temas de toda la vida, de los que nos gustan, clausurando el festival con la emotiva Creep. En definitiva, por la organizacion, por el sonido del escenario y la carpa de DJs, por la piscina, por cuidar tanto al publico, se propone la maxima nota a los chicos de Green Ufos. Aseguramos cobertura el año que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.