PROGRESSIVE NATION 2009: DREAM THEATER – OPETH – BIGELF – UNEXPECT

El rock progresivo del nuevo siglo

Una de las grandes aportaciones de la profesionalizacion del negocio farandulero musical en los ultimos tiempos ha sido la puntualidad britanica, i si en la entrada ponia Apertura de puertas 18.00h, se les olvido poner El guateque tambien empieza a las 18.00h. si esto lo unimos a que los dos primeros toros de la tarde duraron a duras penas media horita cada uno, UNEXPECT y BIGELF actuaron como quien dice solo para familiares y amigos. Esta claro que ambas bandas merecian mas tiempo en el escenario. Ahora califican de rock progresivo casi cualquier cosa, y los canadienses UNEXPECT, dentro de lo correcto de su trabajo, parecen sonar mas Black metal o doom o lo que demonios sea que progresivo sea esto tambien lo que demonios sea, evidentemente. No estan mal despues de todo. El show de los americanos BIGELF quizas si se hizo mas corto, con su curiosa puesta en escena, consistente en un individuo grande como un catedral con una barba por debajo del pecho, en el centro del escenario, cantando mientras toca sendos Leslie-Hammond de verdad, asi como algun sintetizador que parecia completamente analogico. un autentico retorno a los 70, tanto en el look como en el sonido, muy afin a King Crimson. BIGELF son un grupo muy atractivo, deberiamos seguirlos de cerca. Terminados los entrantes, Salio el primer plato de la noche. Los suecos OPETH no sorprendieron a nadie con su sonido rayano en el Black metal y sus armonias a dos guitarras. Fueron un poco mas monotonos que BIGELF, pero se puede destacar las enormes cualidades vocales de Mikael Akerfeldt y la calidad del bateria, Martin Axenrot. En la hora y cuarto que actuaron estuvieron correctos, y el publico ya empezaba a entregarse a la fiesta a la espera de lo que habia de venir. Y lo que habia de venir, vino. Vaya diferencia. Al lado de DREAM THEATER, las otras bandas parecian grupillos de barrio de esos que nunca acababan por comerse nada un mojon, si acaso. Y eso sin desmerecer, que conste. Pero la verdad es que los tres primeros grupos de la noche parecian equipos de segunda junto a Dream Theater de la NBA. Que barbaridad. El nivelazo del quinteto de Nueva York no se puede describir con palabras, asi que solo se puede anadir al respecto que hay que verlo para creerlo. Ahi va el aviso para navegantes. quizas te guste mas esa banda que te ha gustado toda la vida, pero no puedes negar que DREAM THEATER son indiscutiblemente la mejor banda del momento y seguramente son la mejor banda de la historia. Ahi queda eso, pero es que estos hombres son DE-MA-SIA-DO. El show, en su linea de las ultimas giras. una hora y tres cuartos escasos, intensisimo todo ello y centrando el repertorio en el ultimo disco. comenzaron con A nightmare to remember y acabaron con The count of Tuscany, con una puesta en escena sensacional de A rite of passage, en forma de conjura judeomasonica en contubernio con el terrorismo rojo. El goteo de videos muy al estilo Pink Floyd fue continuo, adornando muy dignamente maravillas como Prophets of war o In the name of God. Como en su ultima visita a Barcelona, olvidaron sus temas emblematicos, que por otra parte no necesitan para deslumbrar a quien sea, y obsequiaron a la audiencia con excelentes momentos Yes o Emerson, Lake Palmer. Son los grandes maestros del momento. Que asi sea por muchos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.