PARADISE LOST – SAMAEL

Las milicias del metal disfrutaron de lo lindo

Una fria y oscura noche de diciembre en Bilbao. Ni un alma por la calle. En cambio, el aspecto que presentaba el Kafe Antzokia era bien diferente. La sala mostraba un llenazo con las siempre fieles milicias del metal, que por cierto, nunca se arrugan ante las adversidades ni de fechas, ni climatologicas. La banda de black metal suiza Samael fue la encargada de abrir la velada, con un frontman llamado Vorph que se ocupaba de ser el centro de atencion con su mirada diabolica. Los ventiladores funcionaban para el guitarrista y bajista, para dar un toque mas epico, si cabe, al ya de por si ambiente satanico que recreaban con su musica. Su ultimo trabajo Above sono muy bien, y es que esta veterano grupo tiene ya mucho recorrido a sus espaldas. Desde luego, estan aprovechando de buena manera su oportunidad de telonear a una gran banda. Paradise Lost venian de suspender varios conciertos de la gira por asuntos familiares del guitarrista Greg Mackintosh. Por suerte, el sustituto parecia estar ya lo suficientemente preparado para actuar en directo. Estaba claro que las primeras miradas irian hacia el. Pues bien, desde el inicio se defendio muy bien en Rise Of Denial, Pity The Sadness y Erased, y despejo asi las dudas que sobre el se podian cernir. El publico, por su parte, fue todo un ejemplo de entrega y educacion, dos terminos que, exceptuando los conciertos de metal, pocas veces van juntos. La pasion, los movimientos de cabeza, los punos, no implicaban empujones ni voces fuera de lugar, algo que muy pocas veces ocurre, por desgracia. Y es que en este tipo de conciertos, la gente esta a lo que esta, que es disfrutar al maximo de la actuacion de los grupos, sin mas. Vamos, que asi da gusto. Los britanicos atacaron sus clasicos como As I Die, Enchantment o One Second, con un publico entregado y que se sabia todas las letras. Subieron nota con Eternal, un temazo en toda regla en el que destaco la voz grave y oscura de Nick Holmes. El que tuvo retuvo, y la verdad es que la banda hace frente al paso de los años con mucha energia y poderio sobre el escenario. En los bises tocaron Faith Divides Us, de su homonimo ultimo trabajo, y remataron con Last Time y Say Just Words, poniendo la guinda a una noche infernal, en el mejor sentido de la palabra. Setlist. Rise Of Denial , Pity The Sadness , Erased , I Remain , As I Die , The Enemy , First Light , Enchantment , Frailty , One Second , No Celebration , Eternal , Requiem , Bises. Faith Divides Us , Last Time , Say Just Words.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.