TUBULAR TRIBUTE

El legado de Mike Olfield queda en buenas manos

Sala Mon Live (Madrid) 11-01-2020

Redacción y fotografía: Chema Pérez

Era la segunda vez que actuaban en Madrid, y la primera que venían acompañados de Barry Palmer, que es el cantante que puso la voz al disco Discovery de Mike Olfield, lo cual fue un buen reclamo ya que la sala estaba llena hasta los topes.

El grupo liderado por Rubén Alvarez y con Ariane Valdivié, Richard García, Luis Senen Fernandez, Kike García y Ángel Secades como compañeros de escenario, realizaron un repaso por los temas más representativos de Mike Olfield, prestando mayor atención a Tubular Bells, Ommadawn, Discovery, Crises y Platinum. Hay mucha gente que no está a favor de los grupos tributo que cada vez proliferan más, pero dudo que a alguien no le guste este en concreto a tenor de lo vivido ayer.

Durante algo más de dos horas, por problemas de horario, como siempre, hicieron un fidedigno recorrido por la música de Mike Olfield, cuidando las formas y el sonido de manera magistral. Un difícil ejercicio para todos, pero sobre todo para Rubén, que a pesar de haber aprendido a tocar la guitarra tocando temas de Olfield, comentado por él al finalizar el concierto, ya entre el público, debe resultar complicado recordar tantos solos sin perder una nota.

Y es que lo malo de este tipo de eventos es que el público espera escuchar lo que conoce y como lo conoce, que viene siendo habitualmente la versión grabada en los discos. Ni el propio Mike Olfield creo que fuera capaz de tocar ahora mismo los temas de esa manera, ya que los ha ido adaptando, variando y cambiando con el paso del tiempo, incluso en sus directos mete muchos matices distintos. Así que cualquier desliz en un bending, una nota o un acorde es rápidamente identificado como un error.

Luego está el público que paga por hablar, es decir, que le gusta pagar una entrada y dedicarse todo el concierto a hablar a voces, en este caso la entrada era barata, pero otras veces son capaces de pagar hasta ochenta euros o más por dedicarse a charlar con el compañero y de paso amargar la tarde al que tiene al lado y molestar y faltar el respeto a los músicos. Desgraciadamente ayer era uno de esos días donde proliferaban los irrespetuosos, y dado que estaba lleno, era difícil moverse para evitarles.

Afortunadamente son una minoría, el resto, escuchó atentamente la primera parte del Tubular Bells que al terminar despertó una gran ovación que sorprendió a los músicos, que no se creían del todo la cantidad de gente y lo encandilada que habían quedado con tan solo el primer tema.

To France hizo que descubriéramos la voz de Ariane Valdivié, encantadora y simpática a rabiar, y que en sus dúos con Barry Palmer, sobre todo en In High Places, alcanzó su máximo esplendor. Lástima que no pudiera lucirse con Moonlight Shadow, pero no quedaba tiempo para más y decidieron quitarla de los bises y terminar con la programada Shadow on the wall, aprovechando que estaba Barry y que cantaron a tres voces junto al bajista.

Para el tema Argiers, contaron con la colaboración de Octavio Sanchez, que con el whistle irlandés, realizó una maravillosa interpretación de este tema tradicional folk.

Barry Palmer ibas saliendo escalonadamente para cantar dos temas de su original Discovery, Poison Arrows y Tricks of the light y más tarde Crime of passion, que también era de las suyas, pero que no acabó de salir en Crises, de la que sacaron un single con su cara B, Jungle Gardenia, que sirvió para abrir la sección bises.

Bastante gente acudió al finalizar el concierto a felicitar al grupo y a Barry que no paraba de firmar discos, entradas y demás objetos coleccionados por los fans.

La gran mayoría salió muy contenta, alguno echó en falta unos temas o desconocía algunos de los interpretados. Sigo creyendo que el nivel de exigencia para este tipo de grupos es mucho mayor que el que se tiene para los músicos originales, que muchas veces no tocan el repertorio preferido o esperado, su ejecución, sonido o ganas no son ni mucho menos lo deseado pero las críticas son mucho más suaves.

Desde luego ayer Tubular Tribute demostraron haber trabajado muchísimo el repertorio y lo hicieron con el máximo respeto, nivel y calidad que se puede desear. Hasta tuvieron el detalle de grabar con la voz de Tom Newman (productor de Amarok, Tubular Bells II) la voz que introduce los instrumentos en el riff final de Tubular Bells, y esto unido a la voz de Barry Palmer nos acercó muchísimo al universo Olfield.

Set List: Tubular Bells (Part I) / To France / Poison Arrows / Mount Teide / Shiba / Ommadawn / Tricks of the light / Punkadiddle / Argiers / Platinum / Crime of passion / In High Places / Peace / Orabidoo / Irelands eye / bises: Jungle Gardenia / Shadow on the wall.

Podéis ver más fotografías del concierto en el siguiente vídeo de nuestro canal Youtube:

 

2 pensamientos sobre “TUBULAR TRIBUTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.